Escuche este artículo
Diversas autoridades regionales, comandados por el Alcalde de Copiapó, Marcos López, junto a la Senadora, Yasna Provoste y los diputados Juan Santana y Daniella Cicardini se reunieron con el Ministro del Interior, Andrés Chadwick, para bordar la problemática de emanación de gases en la comuna, autoridad que se comprometió a efectuar estudios científicos que determinen las reales causas que ha provocado hasta el momento el cierre de 4 establecimiento educacionales, y se han tenido que reubicar a cerca de 2 mil estudiantes  en Copiapó.
Luego del encuentro, el edil, indicó que fue una reunión bastante productiva al plantear al Secretario de Estado los detalles de lo que está ocurriendo y las intervenciones físicas que han realizado para enfrentar esta contingencia.
Cabe recordar que el alcalde había llamado a todas las autoridades a trabajar en conjunto para buscar una situación al problema. La máxima autoridad comunal informó que Chadwick ordenó que se haga un estudio científico para determinar las razones de las emanaciones. A lo anterior, López, solicitó al ministro que se sume una auditoria a todo el sistema de alcantarillo público que fue afectado en casi un 100% en los aluviones de 2015.
Durante la reunión el alcalde también puntualizó que la Municipalidad de Copiapó realizó la primera intervención en 2017 en el sector de Paipote, a lo que se sumaron otras nueve en el resto de la comuna. El edil aprovechó para explicar que hay otros puntos de la comuna donde se ha registrado emanaciones de gases y donde no hay colegios.
PARLAMENTARIOS
Tras la reunión, La diputada (PS) por Atacama, Daniella Cicardini, destacó que “El Ministro ha tomado cartas en el asunto, ha entendido la gravedad de esta situación y ha mandatado al subsecretario de Obras Públicas, Lucas Palacios, para que se genere una auditoría independiente a los colectores de la ciudad, porque acá evidentemente tenemos un diagnóstico errado y un problema de origen, porque si bien es cierto se han hecho algunas obras no se ha resuelto esta problemática”.
“Lamentablemente nos hemos visto obligados a recurrir a esta instancia porque después de más de 2 años, los estudiantes, niños, niñas, jóvenes y apoderados de las escuelas de Copiapó están cansados de que las autoridades locales  se culpen y se tiren irresponsablemente la pelota unos a otros sin  darle una solución a este gravísimo problema de emanaciones de gas dañinos y potencialmente explosivos”.
Mientras que la Senadora Yasna Provoste valoró que el ministro del Interior haya instruido al subsecretario de Obras Pública y a la ministra de Educación acciones inmediatas para enfrentar el impacto de las graves emanaciones de gases peligrosos en la región de Atacama: “Necesitamos de forma urgente buscar una solución a un problema que se viene desde el año 2017 y que se ha agudizado el 2018. Durante este año ya hemos tenido varios episodios de niños y niñas que han tenido que dejar sus estudios en varios establecimientos educacionales con desmayos propios de las emanaciones de gases peligrosos”, relató la senadora DC.
“Para nosotros está es una situación  que reiteró  se ha venido profundizando el año 2018 y lo que va corrido del año 2019. Y creemos que es muy importante resguardar el derecho a la salud de nuestros estudiantes, de los trabajadores de la educación y de los vecinos. Y también resguardar el derecho a la educación. Por lo tanto, lo que le hemos pedido al gobierno son medidas muy concretas en este sentido”, afirmó la legisladora.
Provoste agregó que: “Todavía estamos esperando una respuesta formal. Porque el día viernes 8 de marzo la fiscalización de la Superintendencia de Servicios Sanitarios envió las alertas a través de los medios que corresponden a la seremía de Salud, a la seremía de Educación, a la Onemi y a bomberos, dando a conocer la presencia de gases que con ciertos componentes eran explosivos. Viernes 8 de marzo.