Escuche este artículo

Como parte del plan de trabajo que desarrolla el equipo técnico del programa de desarrollo territorial indígena, PDTI, de INDAP, comunidades Colla en Diego de Almagro realizaron un intercambio de semillas, plantas e insumos para fomentar el rescate, mantención y promoción de actividades agropecuarias ancestrales en la localidad.

La actividad fue guiada por el chasqui (mensajero) Wildo López agricultor y cultor de tradiciones del pueblo Likanantay en San Pedro de Atacama, quien a través de su experiencia y observación de las labores agrícolas y siembras de semilla de sus antepasados hizo una presentación sobre la importancia de intercambiar conocimientos y productos entre las naciones indígenas.

“Vine como mensajero o chasqui, como le decimos en mi tierra, invitado por el equipo técnico del programa a quienes agradezco poder compartir con otros hermanos. Este trabajo nos permite transmitir lo que sabemos y lo que hemos heredado en nuestra agricultura ancestral a otro pueblo o nación. En mi caso estoy trayendo la sabiduría que aprendí de mis padres y abuelos, y espero que estas reuniones puedan seguir haciéndose con el apoyo de INDAP en la región de Atacama, porque hay que fomentar nuestras tradiciones de pueblos hermanos a las nuevas generaciones, así que mis agradecimientos a las comunidades Colla de la localidad”. Agrega, “hay que recuperar algo que se dio siempre o de forma natural entre nuestros pueblos que denominamos trueque. Acá nos ves monedas, no ves plata, ves sólo productos y sabes que puedes encontrar algo de igual valor que el dinero en estos encuentros de intercambio”.

Wildo se dedica a la siembra y el cultivo de maíz en San Pedro de Atacama y se refiere a la visión que el pueblo Likanantay tiene del maíz. “La naturaleza nos enseña sobre cómo se da una selección natural de las semillas de maíz, la forma que tiene la mazorca y la forma en que están dispuestas las semillas tiene una forma y una lógica que nuestros antepasados pudieron utilizar durante mucho tiempo para hacer fértil la cosecha».

Mariela Herrera Cañete, directora regional del INDAP comenta el trabajo que el organismo realiza con los pueblos originarios señalando que, “en INDAP tenemos un compromiso muy importante con las comunidades indígenas que se expresa como uno de los lineamientos estratégicos de nuestra institución. Hoy vinimos a acompañar a nuestros usuarios en Diego de Almagro en una actividad que ha sido clave por generaciones para transmitir saberes, conocimientos y productos entre las comunidades y que a su vez permite no sólo guardar tradiciones, sino que fortalecer a cada comunidad productivamente. Quiero contar que paralelamente estamos iniciando un trabajo con otro programa territorial indígena en Alto del Carmen con usuarios Diaguita que inicia su trabajo y que seguiremos como INDAP y como Ministerio de Agricultura apoyando y acompañando en su crecimiento».

El programa de desarrollo territorial indígena en Diego de Almagro tiene previsto nuevas actividades de intercambio de semillas a medida que las condiciones sanitarias así lo permitan y establecer el próximo año puntos o sectores de encuentro para ferias o muestras de productos ancestrales.