Escuche este artículo

El Servicio Jesuita a Migrantes (SJM) de Arica y Parinacota denunció este jueves que personal de la Policía de Investigaciones (PDI) abandonó en una carretera en las afueras de Chañaral (Región de Atacama) a siete extranjeros que estaban bajo su custodia.

De acuerdo al organismo, los migrantes habían sido detenidos en la ciudad de Arica durante la noche del martes sin «debido proceso» y puestos en un bus, con escolta de policías civiles, rumbo a Santiago para su salida del país.

Durante la mañana de este miércoles, la Corte de Apelaciones de Santiago acogió una orden de no innovar en un recurso de amparo presentado el martes por el SJM, quedando sin efecto la orden de expulsión.

Tras el fallo, los migrantes fueron abandonados a medio camino.

«Conocida la resolución de las personas que estaban bajo la seguridad y custodia de la PDI, fueron bajadas del bus y abandonadas en la carretera, a cientos de kilómetros de donde habían sido detenidas injustamente, a las afueras de Chañaral», dijo la directora regional del SJM de Arica, Javiera Cerda.

«Las personas cuentan con pocos recursos económicos y poco y nada de equipaje en una ciudad desconocida donde, en estos momentos, además, afecta un frente del mal tiempo», indicó.

«Consideramos que este actuar de la policía menoscaba la dignidad de las personas y las exponen a situaciones de mayor vulnerabilidad», enfatizó.