Escucha el texto aquí

La titular de Medio Ambiente recalcó que en la previa no se puede pronunciar sobre este caso, porque «cualquier cosa que yo diga ahora me tendría que inhabilitar en ese espacio». Pese a que anteriormente a ser ministra de Estado se mostró contraria a esta iniciativa, aseguró que no vale su inhabilidad en la actualidad.

Durante esta mañana, la ministra de Medio Ambiente, Maisa Rojas, conversó someramente con El Diario de Cooperativa, sobre uno de los proyectos más polémicos en materia medioambiental del último tiempo en Chile: El proyecto minero portuario Dominga.

sto, debido a que esta semana la Corte Suprema rechazó los recursos en contra del proyecto, puestos por organizaciones medioambientales. La instancia ratificó el fallo del Tribunal Ambiental de Antofagasta, de abril de 2021, estableciendo que Andes Iron cumplió con la «correcta» presentación de documentos y antecedentes para avanzar en la tramitación ambiental del proyecto.

En agosto de 2021, el proyecto fue revisado y votado por segunda vez por la Comisión de Evaluación Ambiental (Coeva) de Coquimbo, donde se aprobó. Ahora, la palabra la tendrá el Comité de Ministros, cuya instancia dirige Maisa Rojas.

La titular de Medio Ambiente recalcó que en la previa no se puede pronunciar sobre este caso, porque «cualquier cosa que yo diga ahora me tendría que inhabilitar en ese espacio». Pese a que anteriormente a ser ministra de Estado se mostró contraria a esta iniciativa, aseguró que no vale su inhabilidad en la actualidad.

«Este proyecto es bien complejo porque lleva muchísimos años y, por lo tanto, ha pasado por toda la institucionalidad ambiental, donde hubo participación ciudadana, se evaluaron todas las partes técnicas», sostuvo en conversación con dicho medio.

Por su parte, Rojas quiso referirse también a la importancia que tiene el Acuerdo de Escazú para este tipo de asuntos. «es una herramienta para disminuir conflictividad socioambientales en nuestro país, dando una buena parte de estas discusiones antes que se judicialicen» que es lo que ocurrió, ejemplificó, con el proyecto minero Dominga.

Sobre el Acuerdo de Escazú, que aún falta ser discutido y votado por el Senado, la ministra señaló que este es «un tratado internacional que garantiza el pleno y efectivo derecho de acceso, que son información, transparencia y participación, nosotros pensamos que justamente es una herramienta para disminuir conflictividad socioambientales en nuestro paísdando una buena parte de estas discusiones antes que se judicialicen, que es lo que ha ocurrido acá, así que este es exactamente un ejemplo», en referencia a Dominga.

Maisa Rojas agregó que «nosotros pensamos que dando una participación temprana, significativa, con buen acceso, nos permite tomar mejores decisiones ambientales y no tener que llegar a la justicia y a un Comité de Ministros, como es el caso que estamos viendo ahora«. En esta línea, la ministra emplazó a la aprobación del proyecto de ley que busca la creación del Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas, que «se va a preocupar de nuestras áreas protegidas, donde protegemos la biodiversidad» y que también «tiene instrumentos para fuera de las áreas protegidas, es decir, nosotros tenemos que preocuparnos de esto», señaló.  
 
Deja tu comentario sobre este artículo, recordar que es de total responsabilidad de quien los emite: