Escuche este artículo

Con 11 votos favorables y uno en contra del Delegado Presidencial, la Comisión de Evaluación Ambiental (COEVA) de Coquimbo aprobó, con condiciones, el proyecto Dominga de Andes Iron. 

Cabe recordar que, el pasado 16 de abril, el Primer Tribunal Ambiental, con sede en Antofagasta, acogió de forma unánime la reclamación  en favor del proyecto, de Andes Iron, para realizar una nueva votación.  Ello, pese a que en 2017 tanto la Coeva como el Comité de Ministros rechazaran la iniciativa por levantar una línea de base insuficiente, identificar y evaluar incorrectamente los impactos, proponer medidas parciales frente a sus grandes consecuencias y presentar un deficiente análisis de los impactos sinérgicos.

Al respecto, Ezio Costa, Director Ejecutivo ONG FIMA, indicó que «es lamentable el mal uso del derecho por parte de la Comisión de Evaluación Ambiental, para favorecer intereses privados y en contra del interés publico. Mientras sabemos que vamos por un camino de no retorno por la crisis climática y ecológica, se aprueba un proyecto muy dañino. Mal por Chile, pero seguimos esperando que resuelva la Corte Suprema en derecho y anule esta votación, junto con el fallo del Tribunal Ambiental».

Por su parte, Matías Asun, director de Greenpeace en Chile, aseveró que “este proyecto es nefasto para uno de los ecosistemas más ricos e importantes del mundo y puede significar transformarlo una nueva zona de sacrificio en Chile, y a pesar de haber sido estudiada por la ciencia de manera extensiva y ha concluido que este lugar es irremplazable”.

La aprobación del polémico megaproyecto minero portuario Dominga «tiene que ver, netamente y exclusivamente, con variables políticas y económicas», aseguró la bióloga marina Maritza Sepúlveda radio Cooperativa. La académica de la Universidad de Valparaíso y doctora en Ecología y Biología Evolutiva sostuvo que los antecedentes del estudio de impacto ambiental visado ayer miércoles por la Comisión de Evaluación Ambiental de Coquimbo son «absolutamente insuficientes». La propuesta de Andes Iron busca construir una mina de hierro y cobre, además de un puerto en el municipio de La Higuera, en cuya costa se emplazan las reservas marinas Isla Choros-Damas, Isla Chañaral y la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt, que ocupa más de 888 hectáreas y alberga una gran cantidad de especies endémicas marinas y terrestres.

Durante la jornada, se han registrado protestas frente a gobierno regional de Coquimbo.