Escuche este artículo

El subsecretario de Educación, Jorge Poblete, descartó que exista alguna posibilidad de suspender las clases presenciales ante el aumento de contagios por coronavirus. Además, informó que otras 910 escuelas deberán cerrar por las cuarentenas anunciadas recientemente.

Desde el Colegio de Profesores afirmaron que la estrategia del retorno fracasó y llamaron al ministro de Educación a garantizar el acceso de todos los estudiantes a las clases telemáticas. En la Junji, en tanto, este martes cumplieron 5 días de paralización nacional.

No hay dudas que ha sido la propia realidad la encargada de echar por tierra el auspicioso pronóstico realizado —a principios de marzo— por las autoridades de educación en cuanto a que la reapertura de colegios se iría incrementando a medida que avanzara el mes.

Sin embargo, a tres semanas del inicio del año escolar, ha sido mayor el número de establecimientos cerrados por el avance de las cuarentenas, que los que han abierto.

A partir este jueves otras 910 escuelas deberán suspender sus actividades presenciales, totalizando 1.720 establecimientos educacionales en una semana.

Pese al recrudecimiento de la pandemia, el subsecretario Poblete descartó que se vuelvan a suspender las clases presenciales como el año pasado.

“Este año no existe ninguna posibilidad de enfrentar una suspensión de clases como se vivió el 2020. Hoy hay un consenso (…) tanto nacional como internacional, que las escuelas se requieren abiertas, y en ese sentido hemos hecho un llamado fuerte a toda la comunidad para que las escuelas sean un motivo de unión en el país, que sea lo primero en abrir y lo último en cerrar”, sostuvo.

Desde el Colegio de Profesores señalaron que la estrategia impulsada por el Gobierno para volver a la presencialidad fracasó, asegurando que en la práctica no más de un 2% de los estudiantes está asistiendo a clases presenciales.

El presidente del gremio, Carlos Díaz, llamó al ministro de Educación, Raúl Figueroa, a recapacitar y hacer lo necesario para garantizar a todos los escolares del país, acceso a las clases telemáticas.

“Lo invito ministro a demostrar esa gran preocupación por la educación de los niños efectivamente dotando a estos estudiantes de todos los instrumentos, para que podamos tener efectivamente clases telemáticas, lleguemos a todas y a todos y no generemos la brecha aún mayor, aún más grande en función de que muchos estudiantes, porque lo sabemos, no tienen las condiciones. Esperamos que la tozudez, a partir que el fracaso usted ha experimentado ministro, dé cambio”, declaró.

Díaz también acusó tozudez del ministro Figueroa, asegurando que desconocen la realidad de los territorios.

En tanto, desde la Asociación de Trabajadores de la Junta Nacional de Jardines Infantiles, completaron su quinto día de paro nacional, el cual se extenderá hasta el miércoles. La presidenta del organismo, Silvia Silva, señaló que no ha existido respuesta de la autoridades a su petitorio.

“Hemos visto una indolencia y una poca empatía por nuestras demandas. Creo que hay un espíritu y una intención por parte del Gobierno de hacer vista gorda y de continuar con este plan de retorno irresponsable que pone hoy más que nunca en riesgo la vida de las y los trabajadores, y muy especialmente las de nuestros niños y niñas que se atienden en los jardines infantiles de la Junji”, indicó.

Desde la Junta Nacional de Jardines Infantiles, en tanto, no quisieron referirse a la movilización e informaron que 683 recintos han tenido que cerrar por la cuarentena.