Escuche este artículo

Durante la jornada de este lunes se dieron a conocer por parte de las autoridades nacionales los resultados de la Encuesta CASEN, la que mide Pobreza por Ingresos y Distribución de Ingresos.

Los objetivos de la encuesta son conocer la situación de pobreza por ingresos de las personas y los hogares, así como la distribución del ingreso de los hogares; identificar carencias de la población en las áreas de educación, salud, vivienda, trabajo e ingresos; evaluar brechas de pobreza por ingresos y carencias entre distintos grupos de la población como niños, niñas y adolescentes; jóvenes; personas mayores; mujeres; pueblos indígenas; migrantes; entre otros.

Con esta encuesta se busca además evaluar brechas de pobreza por ingresos y carencias entre zonas urbanas y rurales, y entre territorios, estimar cobertura, focalización y distribución del gasto fiscal de los principales subsidios monetarios de alcance nacional entre los hogares, según su nivel de ingreso, para evaluar el impacto de este gasto en el ingreso de los hogares y en la distribución del mismo.

Alejandra Candia Díaz,  Subsecretaria de Evaluación Social del Ministerio de Desarrollo Social comentó sobre los cambios respecto a versiones anteriores, donde la principal innovación estuvo en el uso de un software en vez de los tradicionales cuadernillos en papel. Recordar además de esta además incluía la postergación de la Casen 2019 y que se efectuó en el contexto sanitario.

Realizar la encuesta era necesario, para dar continuidad al proceso estadístico, con el objetivo de medir pobreza por ingresos, donde esta ocasión hubo un tránsito desde una modalidad presencial a una modalidad mixta secuencial, con aplicación principalmente telefónica. Hubo además reducción de la extensión del cuestionario, que permitió asegurar la correcta aplicación de la encuesta en modalidad telefónica.

En total trabajaron 705 encuestadoras(es) en todo el país.

Respecto de los resultados: La Incidencia de la pobreza en la población por zona urbana marcó un 10,4% y en nivel rural fue de un 13,8%.

La Incidencia de la pobreza extrema en la población por zona urbana 4,1% y rural 5,7%

La Incidencia de la pobreza en la población en la región de Atacama marcó un 9,5%, siendo una de las más bajas, junto a Antofagasta (9,3%).

En el registro histórico, la Región de Atacama tenía una cifra a la baja en la pobreza, marcando el indicador más bajo en el 2015 y con subidas en 2017 y ahora en 2020, con los siguientes datos:

2006: 22,3% 2009: 22,2% 2011: 16,3% 2013: 7,3% 2015: 6,9% 2017: 7,9%

2020: 9,5%

Respecto de los datos de la extrema pobreza en Atacama, las cifras de la CASEN señalan que también en los registros históricos se ha mostrado a la baja, de manera muy similar a los datos anteriores, pero subiendo desde 2015 en adelante:

2006: 9,3 % 2009: 10,3 % 2011: 5,4 % 2013: 2,0 % 2015: 1,7% 2017: 2,6 %

2020: 3,8%