Si deseas escuchar la noticia, haz click AQUÍ

El número de refugiados que han escapado de la guerra en Ucrania alcanza ya los dos millones en los 12 primeros días transcurridos desde la invasión rusa, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

El número pone de manifiesto el drama de este conflicto continúa con la ofensiva rusa en torno a grandes ciudades, como Kiev o Mariupol, entre otras.

La gran mayoría de los refugiados están en Polonia, Rumanía, Hungría, Eslovaquia y Moldavia, mientras que unos 153.000 se han trasladado a otros países en Europa, según ambas organizaciones de Naciones Unidas.

Desde que empezó el conflicto el 24 de febrero, Polonia ha abierto sus puertas a 885.000 ucranianos, mientras que Hungría ha recibido a 170.000, según datos de ACNUR.

Mientras tanto, los primeros autobuses y automóviles que se han sumado a la operación de evacuación de civiles de Sumy, abandonaron esta población del noreste de Ucrania en el marco del corredor humanitario abierto este martes, confirmó Kirill Timoshenko, jefe adjunto de la Oficina del Presidente ucraniano.

«A Sumy se le dio un corredor humanitario, se inició la primera etapa de evacuación», escribió Timoshenko en su cuenta de Telegram, en la que publicó un vídeo de los primeros autobuses y vehículos privados que salen de la ciudad, de casi 270.000 habitantes.

Cruz Roja pide seguridad

Los civiles que sean evacuados de las ciudades asediadas por las fuerzas rusas en Ucrania deben ser trasladados a «áreas seguras», se pronunció este martes el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que dijo que la situación en Mariupol es «apocalíptica».

El portavoz del CICR, Ewan Watson, agregó que la gente debe ser informada sobre las condiciones en las que está previsto que se realicen las evacuaciones, incluyendo el lugar al que serán conducidos, para que cada persona decida por sí misma si está dispuesta a ir o no al lugar propuesto.

Por otra parte, sostuvo que las reservas de ayuda humanitaria que tenía su organización en Mariupol se han agotado y que ahora es de vida o muerte hacer llegar más asistencia a la población.

«Estamos viendo situaciones muy angustiantes y reiteramos nuestro llamado a todas las partes del conflicto para que respeten el derecho internacional. En Mariupol hay cientos de miles de personas que están atrapadas en condiciones terribles, casi sin alimentos, agua potable o suministros médicos. La situación es inaceptable», explicó.

Deja tu comentario sobre este artículo, recordar que es de total responsabilidad de quien los emite: