Inicio Noticias Internacional Tras últimos temblores del “círculo de fuego del Pacífico”: sismólogos nacionales analizan...

Tras últimos temblores del “círculo de fuego del Pacífico”: sismólogos nacionales analizan impacto en Chile

Desde Estados Unidos informan que se han registrado más de 70 sismos en el anillo que incluye a nuestro país. Los especialistas aclaran que esta situación es más bien normal.

La voz de alerta cayó desde Estados Unidos. Un artículo publicado en el medio New York Post indicaba este miércoles que se habían registrado al menos 70 sismos en el denominado “círculo de fuego del Pacífico”: el área que comprende las costas de países como Nueva Zelanda, Japón, Rusia, Estados Unidos, México, Perú y, por supuesto, Chile, entre otros.

En menos de 48 horas desde que se publicó ese artículo, se registró otro sismo en Oregon, Estados Unidos, que alcanzó la magnitud 6,2 y esta madrugada, pasadas las 04:00,  al sur de Perú, específicamente en el Puerto Esperanza, en el departamento de Purús, al límite de Brasil.

¿Cómo afecta esto a Chile?

Para el director del Centro Sismológico Nacional de la Universidad de Chile, Sergio Barrientos, estos datos hay que leerlos con más detalles. Según él, que se haya registrado más actividad sísmica no necesariamente implica que efectivamente haya un aumento en la cantidad promedio de temblores.

Ello pues “depende de la capacidad de la red de detectar estos sismos. Por cada temblor de magnitud 4, se registran 10 temblores de magnitud 3, cien temblores de magnitud 2 y mil temblores de magnitud 1.  Nosotros monitoreamos lo que ocurre en todo Chile y aquí tenemos un orden de detección mínimo de temblores magnitud 3. El número en nuestro país se mantiene constante, con alrededor de unos 600 eventos por mes. Si uno ve los registros de las últimas horas, se ha mantenido más o menos parejo, con 15 a 20 eventos por día. Ahora, si uno tiene una capacidad buena de detección, suficientemente grande, se puede detectar muchísimos más temblores”, explica.

De hecho, su colega Mario Pardo, también de ese centro, afirma incluso que “sí, es normal la actividad reportada en el círculo de fuego del Pacífico”.

¿Temblores activan otros temblores?

Pese a que los medios norteamericanos están preocupados por el eventual impacto que ha producido esta actividad, indicando incluso que algunos de ellos podrían activar la temida Falla de San Andrés, los especialistas son categóricos en descartarlo.

“No se ha encontrado una evidencia fuerte que un terremoto pueda gatillar otros terremotos de gran impacto. Sí ha habido casos que se han registrado pequeños temblorcitos con el paso de la ondas de terremotos muy lejanos. Por ejemplo, el terremoto de 2010 de Chile activó ciertas fallas con temblores muy pequeños en California, todo esto con el paso de ondas sísmicas. Sin embargo, son sismos muy pequeños”, indica el profesor Barrientos.

Es más, agrega que “la falla de San Andrés es más bien de origen tectónica, no está relacionada a estos eventos, son otros factores los que la afectan”.

Los terremotos que se esperan en Chile

Más allá de lo anterior, el profesor Barrientos de todas formas recalca que nuestro país es un productor innato de temblores por lo que siempre hay que estar preparado.

“Chile es parte del círculo de fuego del Pacífico, por lo tanto, en esta zona, somos el responsable de una gran cantidad de temblores. Chile es una de las partes que más produce sismos en el mundo, por lo que uno debiese esperar que un gran número ocurran en nuestro territorio. Y no sólo eso, sino que los terremotos más grandes a nivel mundial son los que se producen en esta zona del Pacífico”, recalca.

En ese sentido, recalca que hay varias partes de la zona norte del país en lo que ha pasado decenas de años sin ocurrir un sismo y donde la academia ha puesto su vista.

“Hay una zona que ha quedado sin activarse, donde ha pasado más de 140 años donde no ha ocurrido un sismo, que es entre la zona del puerto de  Ilo (Perú) y Pisagua (Chile), que no ha tenido grandes terremotos. Un poco más al sur,  ya en Iquique hasta Tocopilla, tampoco han ocurrido terremotos en más de cien años. En la zona de Atacama, el último terremoto se registró en 1922 y ahí nos estamos acercando casi a los 100 años sin registrar un evento de importancia y uno normalmente podría esperar que allí ocurra algo”, precisa.

Pero de inmediato agrega que “pero para complementar lo anterior, lo que quiero decir es que son zonas que hemos identificado como áreas donde no han ocurrido sismos y eso no es lo mismo que decir que ahí es donde se van a registrar los próximos terremotos”.

“Estos eventos son impredecibles y perfectamente puede ocurrir un 7,5 en cualquier parte del país, en la zona centro o sur. Que no haya ocurrido en el norte no significa que sólo ahí vendrá uno”, advierte.

Su opinión es importante...