Inicio Noticias Nacional Organizaciones exigen descarbonización de la matriz energética de Chile

Organizaciones exigen descarbonización de la matriz energética de Chile

A través de una declaración, las organizaciones territoriales de las comunas de Tocopilla, Mejillones, Huasco, Quintero- Puchuncaví y Coronel, más las organizaciones no gubernamentales participantes en el Encuentro “Cierre de termoeléctricas a carbón en Chile: Desafíos para los territorios y prioridades de incidencia en políticas públicas” anunciaron su voluntad de aunar esfuerzos para lograr en el corto plazo el urgente cierre de las centrales termoeléctricas a carbón y término de las Zonas de Sacrificio.

El motivo de su determinación obedece, según declaran, a que “en dichas zonas se violan los derechos de sus habitantes y se afecta gravemente la salud y vida de la población; de esta situación destaca la bahía de Quintero y Puchuncaví que actualmente sufren una grave emergencia ambiental y sanitaria”.

En este sentido, llamaron al Gobierno de Chile a asumir su responsabilidad y resolver el doloroso estado en que viven estas comunas y a restaurar las condiciones ambientales que permitan el ejercicio del derecho constitucional a vivir en un medio ambiente libre de contaminación.

Zonas de sacrificio y DDHH

En su llamado, las organizaciones advirtieron que sólo en 5 comunas se concentran las 28 unidades termoeléctricas a carbón que operan en el país. De estas unidades, Tocopilla cuenta con 7; Mejillones con 8; Huasco con 5; Quintero-Puchuncaví con 4; y finalmente Coronel con 3. La mayoría de estas comunas han sido declaradas zonas latentes o saturadas de emisiones contaminantes.

A su vez, recordaron que estas comunas han sido denominadas zonas de sacrificio por la continua exposición a altos niveles de contaminación generando graves impactos sobre la salud y los ecosistemas locales. Actualmente en la zona de Quintero-Puchuncaví se han superado los 1.300 intoxicados durante el último mes y los recursos hidrobiológicos se encuentran contaminados.

También expusieron que en las zonas de sacrificio se vulneran los derechos humanos fundamentales a la salud y a un medio ambiente libre de contaminación y que las normas de calidad del aire y de emisión de termoeléctricas, son excesivamente laxas, duplicando los estándares recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Respecto de los Planes de Prevención y Descontaminación decretados en las zonas latentes y saturadas, recalcaron que han sido ineficaces al regirse por normas insuficientes para evitar los graves impactos a la salud y a los ecosistemas, y carecer de financiamiento.

Por otro lado, pusieron en relieve que todas las etapas del ciclo del carbón – extracción, transporte, combustión y cenizas – son altamente contaminantes y afectan de manera significativa la salud de las personas y los ecosistemas; y que la aprobación de tronaduras para la explotación de carbón en Isla Riesco por parte del Gobierno, constituye un nefasto subsidio ambiental al carbón y contradice el discurso de las autoridades en materia de cambio climático y promoción de energías limpias.

Exigencias al Estado

La postura asumida por las organizaciones implica una serie de exigencias al Gobierno en materia ambiental, como el cierre de todas las termoeléctricas a carbón que operan en Chile al 2030, comenzando en forma inmediata el retiro de las más antiguas y contaminantes que superan los 40 años de operación.

A esta se añaden:

  • Establecer regulaciones respecto de la vida útil, tecnología y evaluación ambiental de las termoeléctricas en operación y la revisión de las RCAs existentes.
  • Revisar y actualizar la Norma de Emisión de Termoeléctricas, (D.S. No13/2011 MMA), para decretar estándares más exigentes, de acuerdo a las recomendaciones de la OMS y la misma exigencia para todas las termoeléctricas; nuevas y antiguas.
  • Abrir un expediente para homologar las normas de calidad del aire al estándar de las recomendaciones de la OMS.
  • Actualizar y reformular los Planes de Prevención y de Descontaminación de acuerdo al nuevo estándar de las normas de emisión y de calidad del aire.
  • Incluir en las partidas presupuestarias para el año 2019, el financiamiento adecuado y suficiente, para la implementación de los Planes de Recuperación Ambiental y Social (PRAS) y los Planes de Descontaminación vigentes.
  • Establecer estaciones de monitoreo de la calidad del aire publicas, con validación independiente, estándares tecnológicos internacionales y participación de la sociedad civil.
  • Incluir en la Ley de Presupuesto 2019 el financiamiento para estudios epidemiológicos en las zonas de latencia y saturadas, además de implementar una política de vigilancia preventiva para evitar que se sigan enfermando las comunidades.
  • Abrir un proceso para declarar la comuna de Mejillones como zona latente o saturada.
  • Establecer una moratoria al ingreso a evaluación ambiental, de los nuevos proyectos industriales y contaminantes que pretendan instalarse en zonas de latentes o saturadas, y aquellas zonas que sufren situaciones de contaminación graves. Y por ello que se apruebe por la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados la indicación que modifica el artículo 46 de la ley 19.300, que establece que: “En zonas declaradas como latentes o saturadas por contaminación, mientras no se dicten los respectivos planes de prevención y/o descontaminación, los proyectos nuevos y ampliaciones de proyectos existentes que ingresen al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental deberán cumplir las siguientes condiciones:
    • a) Todo proyecto requerirá de la elaboración de un Estudio de Impacto Ambiental.
    • b) Los proyectos que generen emisiones que representen un aporte superior al 1% de los contaminantes, en consideración a la norma ambiental establecida y a la declaración de zona correspondiente, no podrán ser admitidos a tramitación.
    • c) Los proyectos comprendidos en el artículo 10, literal c), que generen energía a base de combustibles fósiles, no podrán ser admitidos a tramitación.
    • d) Los organismos del Estado a cargo de la evaluación y coordinación de los procesos de evaluación de impacto ambiental deberán promover medidas y propuestas dirigidas a prevenir el detrimento de la calidad del aire”.

(*) Organizaciones y actores que suscriben la declaración: Mujeres de Zona de Sacrificio en Resistencia/Coordinadora Despierta Mejillones/Movimiento Tocopilla Vuelve/Fernando San Román – Ex alcalde de Tocopilla/Ariel Duran– Concejal de Coronel/SOS Huasco/Daniel Díaz, Concejal de Huasco/Patricio Alarcón, Coronel/Samuel Leiva, Consultor Ambiental/Chao Pescao/Fundación Chile Sustentable/Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA)/ONG Yanapanaku/Oceana/Alerta Isla Riesco/ONG FIMA/Defensoría Ambiental/Centro Ecuménico Diego de Medellín.

Su opinión es importante...