Inicio Noticias Internacional Maduro quita cinco ceros al bolívar en su peor momento económico y...

Maduro quita cinco ceros al bolívar en su peor momento económico y siembra el temor en Venezuela

Lanza el bolívar soberano y da una semana para cambiar los billetes antiguos

El gobierno de Nicolás Maduro ha puesto en marcha un confuso programa de reformas económicas que arrancó hoy, con la eliminación de cinco ceros al bolívar-la moneda local-, devorado por la hiperinflación, y con un aumento salarial de 3.400% que se cobrará desde el 1 de septiembre.

El Gobierno decretó este lunes como día no laborable, para que la banca pública y privada adaptaran sus sistemas. Es la segunda reconversión en una década, pues ya en 2008 el fallecido expresidente Hugo Chávez había eliminado tres ceros al bolívar.

Los nuevos billetes, ahora “bolívar soberano”, se empezaron a ver hoy en algunos cajeros automáticos. La mayor denominación, un billete de 500 bolívares, equivale a 50 millones de bolívares del viejo cono monetario (seis euros a la tasa del mercado negro, que domina la economía).

Los billetes del viejo cono monetario, lanzados a finales de 2016, fueron pulverizados por la hiperinflación: no compran nada, sólo sirven -pues convivirán con los nuevos- para pagar el transporte público y la gasolina más barata del mundo: con un euro vendido en el mercado negro se pueden comprar casi ocho millones de litros.

La hiperinflación en Venezuela podría llegar a 1.000.000% este año, según cálculos del FMI. “Si se mantienen los ritmos actuales de aumento de precios, ese nuevo cono monetario va a durar apenas meses”, dijo a El Mundo el economista Luis Vicente León, director de la encuestadora Datanálisis.

Salario

Pero las medidas no parecen ir en dirección a controlar la inflación. Maduro anunció que el salario mínimo subirá a 1.800 bolívares soberanos (180 millones del viejo cono, unos 23 euros), un aumento de 3.400%.

El mandatario dijo además que el bolívar soberano estará “anclado al petro”, una criptomoneda creada por su gobierno cuyo precio es determinado por el del barril de petróleo venezolano. Un petro equivale a 60 dólares y 3.800 bolívares soberanos, por lo que el nuevo salario mínimo es de “medio petro”.

El criptoactivo -prohibido por Estados Unidos-, no se cotiza en casas de cambio virtuales. El anterior ingreso mínimo mensual era de 5,2 millones de bolívares (menos de un euro), que no alcanzan ni para un kilo de carne.

Maduro, quien prometió “disciplina fiscal” -dejando de imprimir “dinero no orgánico” para financiar el déficit- anunció además que el Estado pagará por 90 días el “diferencial” del aumento del salario de las pequeñas y medianas industrias.

A su juicio, eso evitará que suban los precios, pero economistas se preguntan cómo lo hará, si en el país la producción petrolera va en picado: apenas se producen unos 1,3 millones de barriles por día, lo más bajo desde 1959. El petróleo aporta 96% de los ingresos de la economía.

Henkel García, director de Econométrica, se preguntó de dónde sacará Maduro el dinero para pagar ese aumento. “Tendremos la inflación más alta de nuestra historia”, advirtió. León considera que la propuesta de disciplina fiscal podría contribuir a parar la hiperinflacón, sin embargo, cree que “el incremento absurdo de salarios está divorciado de la capacidad de las empresas”.

Devaluación

Este lunes queda derogada una ley que castigaba con multas y cárcel a quienes cambiaran divisas fuera del control cambiario vigente desde 2003. Ahora las personas pueden recibir remesas en casas de cambio “autorizadas” por el gobierno, pero su cotización está por debajo del mercado negro.

Maduro anunció que el Estado ofertará divisas tres veces por semana a una tasa única fluctuante, pero no precisó en cuánto estará.

Sin embargo, con el valor asignado al petro (60 dólares y 3.800 bolívares soberanos), el cambio sería de unos 60 bolívares soberanos (6.000.000 de los viejos), cifra cercana a del mercado negro. Eso significaría una devaluación de 96%, pues antes el gobierno vendía pocos dólares a 250.000 bolívares de los viejos.

Gasolina

A la espera queda el aumento de la gasolina. Maduro mantendrá un subsidio solo a quienes posean el “carnet de la patria”, tarjeta electrónica de programas sociales.

El 30 de agosto finaliza el registro de vehículos en un censo para recibir la gasolina sujeta a subsidio. Quien no tenga el carnet, afirmó Maduro, la pagará a precio internacional, sin precisar tarifas. El nuevo esquema se aplicará la última semana de septiembre.

Su opinión es importante...